AHORRO DE ENERGIA

6/4/2014

Las principales ventajas de cambiar las ventanas son:

Mejora del aislamiento térmico de la vivienda, con el consiguiente ahorro en las facturas energéticas. Esto genera además, una rápida amortización del coste de la ventana.

Mejora del comportamiento acústico de manera significativa. Notarás la diferencia!

Mejora el confort general de las viviendas.

Contribución a la reducción del impacto ambiental, mediante la disminución de emisiones de efecto invernadero (CO2).

Mejora de la calidad del aire interior, por la reducción de la entrada de partículas contaminantes en la vivienda.

Aumento de la seguridad del hogar.

Pero a la hora de elegir un tipo de ventana, debemos considerar una serie de factores, como son:

- El material del marco. Éste lo elegiremos dependiendo del precio, el estilo de la vivienda y las prestaciones que nos ofrece cada tipo de material, ya que poseen características muy distintas que conviene conocer. Generalmente elegiremos entre, aluminio con rotura puente térmico y PVC. En entradas posteriores profundizaremos en este apartado, analizando cada tipo de marco.

- El vidrio. Normalmente pondremos un vidrio de doble acristalamiento, ya que son un excelente aislante térmico y acústico. En algunos climas y orientaciones es recomendable instalar vidrios bajo emisivos para mantener el calor en el interior de la vivienda durante más tiempo.

La persiana. Si queremos poner una persiana convencional, debemos tener en cuenta que la caja es la parte más desprotegida del sistema, ya que es una entrada de aire continua. Por lo que podemos plantearnos otras alternativas de las diversas que ya existen en el mercado y son más eficientes que esta.

Por último, ten en cuenta que al cambiar las ventanas por otras con mejores prestaciones, estás invirtiendo en calidad de vida (salud, confort, seguridad) y en sostenibilidad, pero además el gasto que realicemos en el presupuesto ventanas será rapidamente amortizado con el ahorro de energía.